PRESENTACIÓN

En la actualidad nuestro país enfrenta grandes cambios que exigen la participación de profesionistas que puedan asumir los enormes desafíos que la sociedad demanda. Para ello, requerimos acceder a nuevas formas de pensar y crear alternativas que permitan apropiarse de las demandas del bienestar social. Para enfrentar este reto, es preciso que la Facultad de Trabajo Social y Desarrollo Humano mantenga la continuidad en las acciones que le han permitido obtener grandes logros, pero también requiere involucrarse en la consolidación y en la innovación académica de sus programas para ofrecer una educación cada vez de mayor calidad y que esté acorde con las exigencias que demanda el desarrollo nacional. Este panorama nos ha llevado a la reflexión sobre el mejoramiento de la calidad, en una búsqueda de la excelencia académica, lo cual nos ha inducido medir la calidad de la educación a través de la acreditación ante diversas instancias nacionales y extranjeras a fin de lograr el mejoramiento continuo.

Para la Facultad de Trabajo Social y Desarrollo Humano el desarrollo y la formación integral de nuestros estudiantes es lo más importante, ya que ellos constituyen la esencia del ser de la Universidad y del mundo académico, por lo que son el eje central hacia donde se dirigen nuestras acciones estratégicas. Nuestro enfoque va dirigido a formar profesionistas altamente calificados y competitivos en los ámbitos nacional e internacional y que respondan a las expectativas y requerimientos de la sociedad actual en un mundo cada vez más globalizado.

El otro gran eje de la actividad académica en el ámbito de la formación profesional son los docentes e investigadores. Su tarea es vital, no sólo en relación con la formación de los estudiantes, sino también en la generación del conocimiento y en su vinculación con la sociedad. No podemos pretender ser una institución de calidad si no contamos con los recursos humanos que sustenten dichas ambiciones.

Para atender todas estas necesidades se requiere de un trabajo concertado y de equipo en el que todos y cada uno de nosotros compartamos la responsabilidad, guiados por la Visión 2020 UANL. Para ello debemos actuar siempre con una inquebrantable voluntad, caracterizada por un compromiso con la institución y con un profundo sentido de servicio hacia los demás. Además, nuestro ejercicio deberá caracterizarse por una total transparencia en nuestras acciones, con entusiasmo, honradez, sencillez y respeto.

Para atender nuestra misión será imprescindible que quienes formamos parte de esta gran institución asumamos una actitud de solidaridad que permita cumplir con las metas que nos hemos fijado. Es nuestro deber alcanzar nuestros objetivos con perseverancia, lucidez y dedicación. El empeño para lograr éstos deberá estar impregnado por la creatividad, por el compromiso y por un arduo trabajo en equipo, de tal manera que se estimulen las voluntades y se concreten nuestros fines.

MTS. María Teresa Obregón Morales

Directora

 direccion.fts@uanl.mx